5.2: Jornada a tiempo parcial

La flexibilidad otorgada por la creación de nuevas formas de negocio hace necesaria una revisión de las relaciones laborales a tiempo parcial. La medida apunta a permitir la celebración de contratos más acordes a las necesidades de los trabajadores, sin que implique la pérdida o el menoscabo de sus derechos laborales. En efecto, según el Instituto Nacional de Estadística e Informática (INEI) a 2017, al menos nueve de cada diez trabajadores que realizan jornadas a tiempo parcial lo hacen sin contrato alguno, otorgando indicios de que este marco legal no se ajusta a las preferencias de este segmento de la fuerza laboral. Por ello, la medida considera la modificación del Reglamento del Decreto Legislativo 728 en lo concerniente a la jornada a tiempo parcial sujeto a cálculo semanal. Esta propuesta es especialmente relevante para mejorar las condiciones laborales de las mujeres, pues la población femenina representa el 54,5% de personas con un empleo a tiempo parcial como ocupación principal.